SOLICITUD DE INSCRIPCIÓN EN BOLSA DE MONITORES Y SOCORRISTAS.

Los Corrales (Sevilla)

14/09/2012

 

Los Corrales es un municipio español de la provincia de Sevilla, Andalucía En el año 2008 contaba con 4.081 habitantes. Su extensión superficial es de 66 km² y tiene una densidad de 60,86 hab/km²

Sus coordenadas geográficas son 37º 06' N, 4º 59' O. Se encuentra situada a una altitud de 385 metros y a 107 kilómetros de la capital de provincia, Sevilla. La provincia de Málaga se sitúa a unos 15km y la ciudad a unos 110km. También están muy cerca las provinc ias de Cádiz y Córdoba.

En el término municipal de Los Corrales se han localizado varios emplazamientos arqueológicos. De la prehistoria se han hallado piezas pertenecientes al Paleolítico Superior y al Neolítico. Suele tratarse de cerámica con decoración simple y algunas piezas almagras, que datan del 3000 a.C. No obstante no existen vestigios de asentamientos estables y relevantes.

   Sin embargo, se cuenta con numerosos elementos arqueológicos que testifican una prolongada presencia ibera que continuó en la época imperial romana. Dos son los enclaves mejor localizados, uno en el lugar llamado Huerta de la Fuente del Esparto y otro, de mayor importancia, en el denominado Cortijo deRepla. En el último yacimiento se distinguen algunas estructuras de una fortificación, numerosos fragmentos de cerámica, algunos de bandas rojas de gran calidad, pero sobre todo destaca por la enorme cantidad de escorias de fundición de hierro. Probablemente estos vestigios correspondan a la “Ilipa” o “Ilipa minor” que, según el itinerario de Antonino, el cual unía Híspalis (Sevilla) con Antiquia (Antequera), se encontraba situada aproximadamente en esta zona.

   Durante la dominación árabe quedó totalmente despoblado este territorio y sólo después de la Reconquista castellana, que aconteció entre 1291 y 1340, empezó a repoblarse la zona. Según la tradición, el origen del actual asentamiento poblacional se debe al establecimiento en el lugar de una antigua explotación ganadera trashumante del Duque de Osuna, dueño de toda la comarca. A este inicio como cortijo dedicado a ganaderías, se debe su actual nombre de Corrales.

   Al principio se denominó “Puebla de Corrales”, pues la palabra “puebla” significa que su fundación data con posterioridad a la Reconquista y pudo ser creada por el Duque de Osuna en el siglo XVI. Sin embargo, no se consideró villa hasta mediados del XVIII. Ya en el catastro de la Ensenada se le dio la denominación de Villa de Los Corrales cuando contaba con doscientos vecinos.

   La jurisdicción de villa la consiguió en 1802 por Real Providencia, siendo rey Carlos IV. No obstante, la formación del Ayuntamiento propio parte a raíz del decreto ley de 23 de julio de 1835, que autoriza a Los Corrales a constituirlo siguiendo pautas administrativas. El 20 de octubre de ese mismo año un oficio del gobernador civil dirigido al alcalde pedáneo autoriza a formar Ayuntamiento. Los trámites se continuaron hasta 1837.

   El nombramiento del alcalde pedáneo lo hacía el Consistorio de Osuna entre los más pudientes del pueblo. Estos primeros alcaldes independientes se denominaban constitucionales y tenían como principal problema conseguir del Caudal de Propios el suficiente dinero para financiar sus actividades, en un momento de absoluta precariedad. Osuna no podía satisfacer sus necesidades, pues estaba en una profunda crisis.En 1850 ya está Los Corrales perfectamente catalogado como Villa con Ayuntamiento. En esta primera mitad del siglo XIX, ya se dispone de cura-párroco propio, y la iglesia forma parte del patronato del Ducado de Osuna.

   La segunda mitad del siglo XIX y primera del XX, supuso para buena parte de los vecinos largos años de enormes sacrificios y migraciones hacia el exterior, migraciones que fueron convirtiéndose en temporeras a partir de la década de los setenta. Tanto ese fenómeno de ida y vuelta, como el aumento de conciencia reivindicativa, y mayores recursos municipales en periodo democrático, han hecho posible que Los Corrales haya incrementado su nivel de vida y su infraestructura de manera muy considerable en los últimos 30 años.